80 por ciento avanza ejecución del proyecto solar más grande y de alto impacto social en Latinoamérica

184

En un 80 por ciento avanza la instalación de los sistemas de paneles solares, que beneficia a 21 mil 036 hogares de las zonas más aisladas de los seis departamentos del occidente de Honduras, el proyecto es considerado uno de los mayores logros en materia social ejecutado por el gobierno del Presidente Juan Orlando Hernández.

El Proyecto de Energía Renovable para el Desarrollo Rural Sostenible (PRO-ENERGIA RURAL), es considerado además como el programa social más grande de este tipo ejecutado en América Latina, con un gran impacto social en las comunidades más vulnerables.

Estas acciones son ejecutadas por el Instituto de Desarrollo Comunitario, Agua y Saneamiento (IDECOAS), a través del Proyecto PRO-ENERGIA RURAL.

Según el ministro de IDECOAS Mario Pineda, hasta la fecha se logró instalar más de 18 mil sistemas solares, en igual número de viviendas.

El funcionario resaltó que “los sistemas son entregados de forma gratuita a los beneficiados”.

En total serán 105 mil los habitantes de las zonas rurales del occidente de Honduras que gozaran de los beneficios de la modernidad que ofrece la energía limpia, son zonas donde a pesar de los avances de la tecnología hasta ahora conocen la luz de un bombillo, indicó Pineda.

Agregó que el proyecto llega a las zonas más recónditas, donde por las siguientes décadas resultara imposible que llegue la energía convencional por sistemas de líneas de distribución.

Alcance e inversión del proyecto solar

Según el alcance del proyecto se favorecerá a 21 mil 036 hogares, 416 centros escolares y 34 centros de salud, en los departamentos de; Ocotepeque, Lempira, Copán, Intibucá, Santa Bárbara y La Paz, enfatizó el funcionario.

La histórica inversión asciende a un mil 124 millones 722 mil 483 lempiras, equivalente a 48 millones 128 mil dólares, informó Pineda.

De la cifra en mención 44 millones 746 mil dólares, provienen de un convenio de préstamo con una baja tasa de interés, otorgado por el Banco K-EXIM BANK de Corea del Sur.

Por su parte, el gobierno designo una contrapartida de más de tres millones 382 mil dólares, equivalente a más de 68 millones de lempiras.

Señalo que el proyecto se ejecuta en 109 municipios del occidente de país, alcanzando un total de un mil 075 aldeas.

Mediante estos trabajos se estarán generando 444 empleos directos y dos mil 150 indirectos, cumpliendo con la política del presidente Hernández, enmarcadas en crear empleabilidad en zonas que por años han estado en abandono, resaltó el titular de IDECOAS.

Con la instalación de la energía solar en los centros de salud también se mejora la calidad de los servicios médicos con el uso de los nebulizadores, para atender los problemas respiratorios y la conservación de las vacunas, acotó Pineda.

El proyecto consiste en la instalación de un panel solar por vivienda, que consta de un inversor de 500 watts, una batería, 4 lámparas y un toma corriente.

Mientras, en las escuelas se instala un panel solar con un inversor de 1,000 watts, cinco lámparas y cinco toma corrientes, igualmente en los centros de salud se instala un panel solar, con su un inversor de 2000 mil watts, 16 baterías, dos bombillos y 2 toma corrientes.

La inversión pública ilumina la vida de comunidades postergadas

“El objetivo de esta fuerte inversión, es la de mejorar la calidad de vida de los pobladores de estas comunidades remotas, que nunca han contado con energía eléctrica, creando mejores condiciones en los servicios de salud, educación y medio ambiente” reiteró Pineda.

Indicó que se estima que el proyecto esté terminado en los seis departamentos del occidente del país para inicios del año 2019.

“Es el proyecto social de energía renovable más grande ejecutado en el país y en América Latina, la satisfacción es que se hizo en el gobierno del presidente Hernández”, destacó Pineda al considerarlo como uno de los grandes logros de la administración actual.

Inversión pública toca los hogares más vulnerables

Además, de los proyectos de paneles solares en las comunidades beneficiadas que se ubican a una distancia hasta ocho horas del municipio más cercano, es notable observar que también son favorecidos sus habitantes con los proyectos de vida mejor como; eco fogones, pisos de cementos, filtros de agua con un notable impacto en la calidad de vida.

“Nosotros vivíamos en oscuridad, estamos muy contentos y agradecidos con el presidente Juan Orlando Hernández”, aseguró don Gil Gómez, líder la comunidad del Rodeo municipio de Intibucá, donde los niños también se muestran sorprendidos por la presencia de las cámaras que al igual que la luz eléctrica tampoco conocían.

Impacto favorable a la salud y el ambiente

Gómez, reconoció que el proyecto tendrá un alto impacto en la economía familiar, al evitarse la compra de candelas y gas para los candiles, igualmente se resalta su impacto en el ambiente, al reducirse la quema de leña de ocote para alumbrarse durante la noche.

Un poco más al occidente de Honduras en el municipio de San Manuel Colohete, en la comunidad del Aguacatillo, doña Rosa Rivera dijo “el hollín se nos va a los pulmones, padecíamos de muchos problemas respiratorios, ahora nuestra salud va a mejorar, estamos agradecidos por que se acordaron de nosotros”.

Por su parte el alcalde de San Manuel Colohete Inés Ramírez, “es un día histórico en esta comunidad el Presidente Juan Orlando Hernández, está cumpliendo su promesa”.

Mientras tanto, el alcalde del municipio de Chinacla, Jesús Aguilar, Aguilar, indicó que “Los habitantes de este municipio cuando la gente enciende el foquito de luz eléctrica es una alegría que no se puede describir, hay que vivir mucha necesidad para entender el impacto del proyecto”.

Por su parte María Irene García, beneficiaria del proyecto, expresó que “antes gastaban hasta dos paquetes de candelas a la semana y muchas veces sus hijos no realizaban las tareas de la escuela debido a que la luz de la candela no es igual que la luz eléctrica”.

Inversión de matriz energética

Con la implementación de proyectos hidroeléctricos, geotérmicos, parques fotovoltaicos y plantas eólicas, Honduras logro revertir hasta la fecha la matriz energética en un 61 por ciento, la energía limpia que llega hasta las comunidades de tierra adentro siendo iluminadas con modernos proyectos.

Con la ejecución de varios proyectos privados como el parque fotovoltaico en Nacaome, Valle y la inversión pública como el mega proyecto en mención Honduras es el primer país productor de energía limpia en Centroamérica.