Abandonadas las instalaciones de lo que un día fue el Casino Sampedrano