64 madres fueron capacitadas en estimulación temprana para educar a sus hijos

114

Tegucigalpa. Con el propósito de fortalecer el aprendizaje de los menores que conviven con sus madres privadas de libertad de la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (Pnfas), se desarrolló el primer taller de Educación Inicial o Estimulación Temprana, impartido a 64 internas que son madres.

La Comisión Nacional para el Desarrollo de la Educación Alternativa no Formal (CONEANFO), en coordinación con el Instituto Nacional Penitenciario (INP), impartió el taller a las 64 madres con la finalidad de capacitarlas en el cuidado de sus hijos y como estimularlos en sus diferentes fases infantiles.

El taller

Durante las jornadas educativas realizadas en la sala infantil, las madres fueron instruidas en temas como el crecimiento y desarrollo de los menores, junto a ellos, sus madres aprendieron las técnicas para enseñarles a identificar los colores, tamaños y las diferentes figuras, entre otras temáticas.

“En este curso se nos enseñó cómo ayudar a los niños a aprender a caminar, también como enseñarles a usar la nica para que hagan sus necesidades y que ellos nos digan cuando quieren hacerlas, para que ya no ensucien la ropa interior, ha sido de mucho provecho para nosotras, mencionó Katia.

En el caso de los menores que aún no hablaban y se comunicaban por medio de señas, el personal de Coneanfo fuera de la jornada educativa se tomó el tiempo para darles terapia de lenguaje, logrando que estos menores ahora puedan comunicarse con sus madres y el resto de niños con los que conviven a diario.

Otras enseñanzas

Las féminas también aprendieron a preparar la comida correcta, según la edad de sus hijos. En el caso de los niños que desde su nacimiento adolecen problemas intestinales, las madres recibieron un curso para prepararles papillas naturales y disminuir la frecuencia con que los niños deben evacuar por la debilidad estomacal.

“Mi hijo es niño canguro, y ellas me enseñaron a como calentarlo y bañarlo, ya que él es bien pequeño y hay que cargarlo con mucho cuidado, la verdad, no pensé que este curso nos ayudaría para cuidar a nuestros hijos y enseñarles a gatear, caminar, hablar y otros cosas que nosotras también estamos aprendiendo”, dijo otra interna.

El taller también involucró a las mujeres embarazadas, quienes recibieron una inducción sobre el proceso de parto, así como el cuidado que deben tener 40 días antes y después del parto, y así evitar cualquier tipo de complicación.

Como parte de la capacitación, las internas recibieron un curso de primeros auxilios para que puedan atender una emergencia mientras llega el personal médico del establecimiento, el cual se turna para atender a las internas durante las 24 horas del día.

Personal médico las 24 horas

Para garantizar el acceso a la salud de las personas privadas de libertad y en el caso de Pnfas, para los menores que conviven con sus madres, las autoridades del INP contrataron médicos pediatras y de ginecología, a ellos se suman médicos generales y personal de enfermería, lo que permite brindar atención personalizada.

En el caso de las personas que sufren de discapacidad psicosocial, son atendidas por personal del Hospital Santa Rosita que semanalmente llega al establecimiento para darle seguimiento a su tratamiento, de esta manera se garantiza que las internas reciban su medicamento y se mantenga el monitoreo de sus casos.