A “El Pozo I”, privados que intentaron fugarse del centro penal de Yoro

230

Tegucigalpa. Intentaron escapar y disfrutar de una libertad que la ley aun no les otorga, pero fueron capturados por los cuerpos de seguridad del Estado siendo trasladados nuevamente al Centro Penal de Yoro, departamento del mismo nombre.

El pasado lunes a las 5:00 de la tarde. Esteban Enamorado Ferrera, Rigoberto Erazo López y Henry Edgardo Anariba Cabrera, junto a otros cuatro privados de libertad escaparon del centro penal de Yoro, luego de abrir un boquete en las viejas paredes del establecimiento penal, construidas de adobe.

De inmediato, las autoridades del centro penal coordinaron acciones con la Policía Nacional y la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) quienes realizaron el cierre de la ciudad recapturando a Ferrera, Erazo y Anariba, prosiguiendo con la búsqueda de los cuatro restantes.

A los recapturados se les abrió un nuevo proceso judicial por el delito de evasión en perjuicio de la seguridad del Estado de Honduras, siendo trasladados por orden de un juez al Centro Penitenciario de Ilama, Santa Bárbara, denominado “El Pozo I”.

Condición jurídica

Las autoridades penitenciarias informaron, Rigoberto Erazo está acusado por el delito de robo de vehículo agravado y guarda prisión desde el pasado 5 de marzo de 2018. Esteban Ferrera, se encuentra en condición de procesado por el delito de facilitación de medios para el tráfico ilícito de drogas.

Henry Anariba ingreso al centro penal de Yoro el 12 de junio de 2016, trasladado del ya clausurado centro penal de San Pedro Sula, está condenado a 15 años de reclusión por los delitos de extorsión y una multa de 50 salarios mínimos. Asimismo, una pena de 3 años y ocho meses por el delito de evasión.

Los prófugos

En relación a los cuatro prófugos: Cesar Agusto Amador Torres, Carlos Roberto Luque Varela, Melvin Chávez López y José Eliel Funes Díaz, las autoridades informaron que realizan las acciones de búsqueda y al recapturarlos serán puestos a la orden de las autoridades competentes para que se les siga un nuevo proceso judicial por el delito de evasión.

“Este tipo de acciones (fuga) no las vamos a tolerar y quien las realice debe estar consiente que enfrentara un nuevo proceso judicial, afirmó German McNiel, sub director del Instituto Nacional Penitenciario (INP).

Recordó, que las instalaciones de algunos de los centros penales ya están desfasadas y es por eso que el presidente Juan Orlando Hernández instruyo la construcción de nuevas cárceles con la finalidad de cerrar los centros penitenciarios que no cumplen con los espacios para una correcta privación de libertad.

Mencionó que la apertura del Centro Penal Agro-Industrial en La Acequia, Santa Bárbara “vendrá a aliviar la situación de hacinamiento en los centros penales ya que tendrá una capacidad para albergar a 3,200 personas privadas de libertad”.

Este centro penal tendrá doce naves (bodegas), en las cuales funcionaran diferentes industrias en las cuales trabajaran los privados de libertad que han adquirido conocimientos en los diferentes oficios que imparte el Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop).