Buque español “Sarmiento de Gamboa” atracará en Honduras para estudiar terremotos y tsunamis en la región

179

Uno de los principales buques en estructura oceanográfica en el mundo arribará a Honduras como parte de un proyecto continental sobre la evolución tectónica de la parte oceánica en el golfo de Honduras, el referido proyecto tendrá una duración de 4 años, informó Diego Córdova, profesor titular de Física y Astrofísica de la Universidad Complutense de Madrid.

“Este proyecto está dirigido a hacer un estudio de la estructura de la corteza terrestre en la zona continental de Honduras, que tiene una actividad sísmica importante. La idea es aplicar todas las técnicas físicas que nosotros utilizamos y hacer una investigación sobre la distribución de capas en el interior de la tierra”, manifestó Córdova en una entrevista brindada al sitio PRESENCIA UNIVERSITARIA.

El buque oceanográfico español “Sarmiento de Gamboa” cuenta con un laboratorio moderno con equipos que permiten medir el campo magnético y gravimétrico de la tierra, además posee una sonda que cubre un radio de unos seis kilómetros que lanza ases de sonido en diferentes ángulos alrededor del buque, estos permiten la construcción de mapas marinos de alta resolución, a través de estos se podrán obtener cartas náuticas de navegación, determinar el tipo de materiales que están en el fondo marino y observar las pendientes que podrán ser estudiadas por si existe riesgo de tsunamis y fallas en el lecho del mar.

“A partir de ello vamos a poder conocer por qué se producen los terremotos en esta región y cuál es la causa, se monitoreara el comportamiento dinámico de la placa Caribe y la placa de Cocos a lo largo de la fosa mesoamericana”, sostiene Córdova.

La importancia de hacer el estudio en Honduras radica en que el país es una zona ideal para montar un proyecto de importancia regional, pues cuenta con volcanes en fase de inactividad, pero que están sujetos al movimiento de las placas tectónicas y justamente allí radica la gran virtud de este proyecto.

Honduras se convertirá así en el eje principal de este fundamental estudio que involucra a países como México, Belice, Guatemala y El Salvador.

El proyecto implica un despliegue logístico y económico importante, pues la sola operación diaria del buque oscila entre los 24,000 euros; se prevé que estará en el caribe hondureño cerca de 21 días.