Cientos de familias separadas por las políticas migratorias se reencuentran en la frontera

171

Sin importar la lluvia y los estragos del huracán Sergio, unas 230 familias separadas llegaron hoy a la frontera entre El Paso y Ciudad Juárez para reencontrarse con los suyos gracias a la iniciativa ‘Abrazos No Muros‘.

Se trata de familias a ambos lados de la frontera que no han podido verse en décadas, debido en gran parte a las consecuencias de las políticas migratorias. Hoy, por tan solo unos minutos, podrán volver a abrazarse.

Esta es ya la sexta edición del reencuentro que coordina la Red Fronteriza para los Derechos Humanos, una organización proinmigrante con sede en El Paso, Texas.

“La idea surge primeramente por un acto de amor. De amor y de humanidad. Como un acto de reafirmar la dignidad de la familia. Vimos este profundo amor que tienen nuestras familias pero también el profundo dolor que están experimentando”, explicó en una entrevista previa a MundoHispánico Fernando García, director ejecutivo de la organización, que lleva ya 20 años ayudando a las familias migrantes que viven en la zona fronteriza del El Paso.

A diferencia del semestre pasado, el reencuentro se celebra entre la frontera de Sunland Park (Nuevo México) y el barrio Anapra de Ciudad Juárez, un espacio que sí posee valla divisoria.

De acuerdo con García, la Patrulla Fronteriza accedió a abrir una de las compuertas para que las familias a ambos lados de la frontera puedan reencontrarse.