Dejó a sus cuatro niños sin cenar, en una acera por irse a bailar

167

ATLÁNTIDA. Asombro e indignación causó el hallazgo de agentes de la Policía Nacional cuando avistaron a cuatro menores de edad sentados en una acera, sin comer, luego de que supuestamente su madre los dejó solos para irse a bailar en La Ceiba.

Agentes policiales ejecutaban operativos nocturnos de rutina para asegurarse de que los barrios ceibeños estaban en paz. De pronto, en una acera del barrio San Francisco en el puerto de La Ceiba miraron a cuatro niños solos.

Los menores, que no tenían más de ocho años, esperaban a su madre. Contaron a las autoridades que no habían cenado y su progenitora partió a disfrutar de la fiesta nocturna.

Ante aquella escena lastimosa, los agentes decidieron comprarles comida a los niños que inmediatamente comieron. Minutos después localizaron a parientes de la madre de los pequeños y los entregaron sanos y salvos.

Hasta el momento, el nombre de la mujer no trascendió.