Departamento del Sheriff de San Diego libera a más de 340 inmigrantes buscados por ICE

213

En los primeros cuatro meses y medio desde que entró en vigencia la denominada “ley del santuario” de California, el Departamento del Sheriff del Condado de San Diego liberó a 349 personas que eran buscadas por funcionarios de inmigración sin alertar a la agencia federal responsable de las deportaciones, reportó el periódico The San Diego Union-Tribune.

Eso es poco más de la mitad de las 605 personas que solicitó la agencia, según una portavoz del Departamento del Sheriff.

Las 605 personas que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) requirió a los funcionarios de la cárcel representan menos del dos por ciento de las 32,137 personas registradas en las cárceles del Condado de San Diego en lo que va del año.

Eso es consistente con los dos años previos cuando ICE quería arrestar entre 1.5 y 1.6 por ciento de aquellos bajo custodia del Sheriff.

ICE no recoge a todas las personas que la agencia solicite. En 2016, los oficiales de ICE no recogieron 157, o alrededor del 13 por ciento, de las personas que querían en las cárceles, según el Departamento del Sheriff.

En 2017, la agencia no llegó por 165 de los solicitados, también alrededor del 13 por ciento.

Antes de 2018, los funcionarios del Departamento del Alguacil informarían a ICE cuando alguien que les interesara sería liberado. Con una nueva ley que entró en vigor en enero, los funcionarios de la cárcel ahora no le dicen a la agencia cuándo se liberará a las personas a menos que la persona tenga una acusación criminal enumerada como una de las excepciones en la ley.

Los opositores de la ley han argumentado que la ley, conocida como S.B. 54 o la Ley de valores de California, impide que los funcionarios de inmigración hagan su trabajo y que ahora se ven obligados a ir a las comunidades para realizar más arrestos.

ICE dice que aumenta el potencial de arrestos colaterales de personas que estaban cerca cuando los agentes aparecieron buscando a otra persona.

Los partidarios de la ley dicen que ayuda a los inmigrantes no autorizados que son víctimas o testigos de crímenes a sentirse cómodos presentándose, lo que dicen que mantiene a las comunidades más seguras.

Desde que se implementó la ley, las detenciones de ICE en California han disminuido en un 25 por ciento con respecto al trimestre anterior, de 6,214 a 4,642, según datos de ICE. A nivel nacional, el número de arrestos aumentó alrededor del dos por ciento, de 39,169 a 39,945.