Estados Unidos amplía asistencia militar en la frontera sur ante caravana de migrantes

184

“Tras recibir una petición de asistencia de la secretaria de Seguridad Nacional (Kirstjen Nielsen), el secretario de Defensa (James Mattis) ha aprobado otorgar capacidades para fortalecer la misión del Departamento de Justicia (DHS) y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en la frontera suroeste”, señaló un comunicado oficial.

El escrito no precisó si esto implica que el envío de tropas adicionales en el límite con México, aunque indicó que “esta asistencia” se suma al apoyo ya existente en la zona por parte de la Guardia Nacional. “El Departamento (de Defensa) proveerá apoyo de defensa a las autoridades civiles”, señaló la nota.

El texto precisa que la ayuda implica respaldo de ingeniería, soporte de la aviación para el traslado del personal de la CBP y viviendas temporales para este personal, equipos médicos para tratar y preparar el transporte comercial de pacientes y el control de instalaciones.

El comunicado destaca que el encargado de “liderar” esta asistencia será el Comando Norte, creado en 2002 por el expresidente George Bush (2001-2009) tras los atentados de las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001. La nota está suscrita por el Departamento de Defensa y el DHS.

Medios estadounidenses apuntaron esta semana que el Ejecutivo preparaba una autorización para enviar entre 800 y 1.000 militares activos a la frontera sur, pero el Departamento de Defensa no concretó al ser preguntado por Efe si la orden firmada este viernes tendrá esas implicaciones.

Unos 7.000 migrantes, principalmente procedentes de Honduras, se encuentran en México y se dirigen hacia el norte, con la intención de acceder al territorio estadounidense. Trump ordenó en abril el despliegue en la frontera de la Guardia Nacional -un cuerpo de reserva de las Fuerzas Armadas- como respuesta a las noticias sobre otra caravana de migrantes, que en ese caso inició su recorrido en el sur de México.

En la actualidad, de acuerdo con las últimas cifras divulgadas por el Departamento de Defensa a finales de agosto, unos 2.200 efectivos permanecen en la zona, principalmente en el estado de Texas, implicados en labores de apoyo a la seguridad fronteriza.