Fiscalías del Triángulo Norte de Centroamérica ejecutan la Operación Escudo Regional III contra las maras y pandillas

211

El Ministerio Público de Honduras en conjunto con las Fiscalías de Guatemala y El Salvador ejecutan este martes de manera conjunta y coordinada una serie de labores operativas tendientes a asestar duros golpes a las estructuras criminales de maras y pandillas.

Se trata de la Operación Escudo Regional III, mediante la cual se ejerce la acción penal pública y se efectúan allanamientos, decomisos y capturas en contra de cabecillas y miembros de organizaciones internacionales delictivas como la Mara Salvatrucha MS-13 y la Pandilla 18, como parte de una estrategia de los Ministerios Públicos y sus Fiscales Generales de los países que conforman el Triángulo Norte de Centroamérica.

En el caso de Honduras, todas las ejecutorias las dirige la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV) cuyas imputaciones incluyen una gran cantidad de delitos de asesinato, homicidio en su grado de ejecución de tentativa, robo agravado, robo de vehículo agravado, adquisición de vehículo robado, uso ilegal de armas prohibidas, portación ilegal de arma de fuego comercial y asociación ilícita.

Dichas acusaciones vinculan directamente a la Pandilla 18 en al menos 14 muertes violentas cometidas en la ciudad capital y en perjuicio de menores de edad, mujeres, grupos vulnerables y de otros miembros de organizaciones criminales.

En tal sentido, se judicializó el atentado ocurrido el 17 de abril de 2016 en el perdieron la vida dos personas y resultaron heridas tres testigos protegidos en el interior del restaurante “Típicos la Costa” de la colonia Lomas de Toncontín, al igual que se logró esclarecer el crimen por encargo del presidente de la Junta Electoral del Colegio Médico y catedrático de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, el doctor Nelson Enrique Salinas Acosta, el 4 de noviembre de 2015 en el bulevar Fuerzas Armadas.

Otros hechos se suscitaron en las colonias de Tegucigalpa y Comayagüela: La Era, Los Alpes, Las Brisas, San Juan del Norte, Torocagua, Nora de Melgar, Altos de Santa Rosa, Miramontes y bulevar Kuwait.

De acuerdo a las investigaciones, todos los crímenes y actos de sicariato se perpetraron entre noviembre del 2015 y noviembre del 2016, bajo la organización, planificacion, ejecución y con logística proporcionada por la Pandilla 18, actuando con las reglas definidas por este grupo criminal y reportando las actividades a sus lideres, muchos de ellos ya recluidos, y contra quienes se presentan nuevas acciones penales por parte del Ministerio Público.

Cabe señalar, que en muchos casos la tortura era empleada como método previo a dar muerte a la víctimas, siendo todo ello comprobado por los Fiscales de Delitos Contra la Vida, con el uso de técnicas especiales de investigación y técnicas forenses, periciales y científicas.

Por otra parte, otras acciones operativas en distintos puntos del país se reportan por la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO) y la Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas (FNAMP) por delitos de extorsión y conexos.

Tanto en Guatemala como en El Salvador, se han ordenado allanamientos y capturas de forma simultánea, dando respuesta así a la población frente a los flagelos y a la violencia que generan las maras y pandillas en el Triángulo Norte de Centroamérica.