Honduras, El Salvador y Guatemala formulan proyecto para la atención de migrantes retornados

779

El proyecto fue elaborado con el apoyo del Fondo Conjunto de Cooperación Chile – México.

México. Con el fin de optimizar las capacidades estatales de Guatemala, El Salvador y Honduras relacionadas con la atención y la protección a los migrantes en retorno y a las víctimas de trata y tráfico ilícito, delegados de los tres gobiernos formularon un proyecto con el apoyo del Fondo Conjunto de Cooperación Chile – México.

La formulación del proyecto se desarrolló recientemente en la capital mexicana y la ejecución del mismo beneficiará a entidades públicas y a la población de los países que conforman el triángulo norte de Centroamérica.

Por Honduras, el proyecto llamado “Fortalecimiento de mecanismos de atención y protección a personas migrantes en retorno, víctimas de trata y tráfico ilícito en los países del Triángulo del Norte de Centroamérica”, será ejecutado por la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional, a través de la dirección general de protección al hondureño migrante.

Como parte de las actividades que incluye el proyecto se realizó en ese mismo evento un taller capacitación con funcionarios que trabajan en programas de atención y ayuda a la reintegración de migrantes retornados.

Al evento asistieron representantes de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID) y la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID).

También se contó con la presencia de autoridades del Instituto Nacional de Migración de México (INM) y diplomáticos de Guatemala, El Salvador y Honduras acreditados ante los Estados Unidos Mexicanos.

La delegación hondureña fue presidida por el embajador de Honduras en México, Alden Rivera Montes, quien fue acompañado por funcionarios de la cancillería hondureña y de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF).

Los participantes compartieron sus experiencias con respecto a los temas del taller lográndose una consolidación de capacidades que permitirá mejorar la reinserción de los migrantes retornados.