Inicia el reconocimiento facial en la frontera

597

En los cruces fronterizos de Estados Unidos con México funcionará el sistema de reconocimiento facial para aprovechar la base tecnológica para el control en las salidas y entradas. El programa se llama Vehicle Face System o VFS e iniciará operaciones en Anzalduas en el extremo sur de Texas y durante un año se aplicará en el resto de los puertos.

Algunas organizaciones en defensa de los derechos civiles e inmigrantes han protestado por el sistema que presuntamente vulnera los derechos de privacidad de ciudadanos y extranjeros por lo que el Registro Federal deberá analizar las condiciones de uso de la información para garantizar el respeto a los migrantes.

La Patrulla Fronteriza ha reconocido que los datos que se obtengan de las cámaras de Protección Fronteriza serán cotejados y comparados con las archivadas en propiedades del gobierno para funcionar coordinadas de una manera eficiente.

Por ahora, el sistema solo operará en los puertos fronterizos terrestres, es decir que deberán pasar al menos dos años para que las cámaras y la tecnología llegue a los aeropuertos y puertos marítimos de Estados Unidos.

El proyecto VFS inició en 2016 bajo la colaboración de Oak Ridge National Labs en Tennessee. La tecnología se conoce como plenoptic que mantiene sensores que capturan distancias focales simultáneas para identificar las características independientes y conjuntas de los rostros. El lente tiene la posibilidad de reconocer rostros sin importar los reflejos de los parabrisas o cambios de luz y temperatura.

La base de datos de Protección Fronteriza ya se encuentra llena con las imágenes de las fotografías de los ciudadanos norteamericanos con pasaporte para salir del país así como de los extranjeros que viajan a Estados Unidos por diversas razones como turismo, negocios, trabajo y estudios.

Lo que pelean los grupos de protección de derechos humanos es que la vigilancia no sea invasiva y que el cruce de información con otras dependencias gubernamentales no sea desesperado contra ciudadanos con pensamientos diferentes al gobierno.