Milagro: los encuentran con vida a 12 niños desaparecidos en Tailandia

575

Después de una búsqueda exhaustiva  equipos de rescate encontraron vivos a los 12 niños y a su entrenador que se habían perdido en una cueva de Tailandia -situada en el bosque de Tham Luang Khunnam Nang Non, ubicado en el distrito de Mae Sai- el pasado 23 de junio, según ha informado una persona cercana a los rescatadores.

“Los navy seals tailandeses han encontrado a los 13 con vida”, anunció el gobernador Narongsak Osottanakorn a los periodistas, y confirmó que los doce menores de entre 11 y 16 años, integrantes de un equipo de fútbol, y su entrenador, de 26, fueron hallados cerca de una isleta en el interior de la cueva, según el canal tailandés PBS.

También añadió que por el momento no pueden ser rescatados, y ha resaltado que “tienen que esperar y ser fuertes”, tal y como ha recogido el diario local “Daily News”.

Generalmente, los visitantes sólo pueden aventurarse unos 700 metros en el interior de la cueva. Las autoridades estiman que el grupo habría avanzado más allá de lo permitido.

En la búsqueda han participado más de 1.300 efectivos de varios países -Estados Unidos, Japón, China y Australia-, entre ellos los Navy Seals de Tailandia, cuyos buceadores habían logrado adentrarse en la cueva, que tiene una longitud de 10 kilómetros y que se encontraba parcialmente inundada por las lluvias, por lo que tuvieron que utilizar20 bombas de extracción para evacuar el agua.

Durante los días de la búsqueda, grupo de rescate introdujeron paquetes de alimentos por las aberturas que encontraron en la parte superior de la cueva, que se encuentra bajo un espeso bosque, lo que ha dificultado las labores de rescate.

En las últimas jornadas se habían logrado algunos avances gracias a los equipos de buceos y al despliegue de medios, que incluía 600 tanques de oxígeno distribuidos cada 25 metros en el interior de la cueva, según informa la CNN.

El suceso mantenía en vilo a todo el país. Muchas de las comunidades religiosas se reunieron para rezar y pedir por un final feliz para los menores y sus familias. Algunas de las cuales esperaban a la entrada de la cueva noticias sobre el paradero de sus hijos.