Para enero de 2019 señalan juicio contra implicados en el crimen del Fiscal Orlan Chávez

125

Tegucigalpa. Francisco Morazán. La Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV), a través de la Sección de Investigación de Muertes de Personas Pertenecientes a Grupos Sociales Vulnerables, en audiencia de proposición de pruebas, presentó más de 40 elementos probatorios que fueron admitidos por la Sala I del Tribunal de Sentencia con Jurisdicción Nacional, en torno al crimen del Fiscal Orlan Arturo Chávez (52), quien se desempeñó como Jefe de la Unidad Contra Lavado de Activos de la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO).

En ese sentido, se programó el juicio oral y público del 9 al 12 de enero de 2019, debate en el cual el Ministerio Público abogará para que Luis Alejandro Castro Núñez (49) y el expolicía Wilmer Samuel Álvarez Pagoada (41), sean declarados culpables por considerarlos como autores materiales del delito de asesinato en perjuicio de Chávez.

Asimismo, la acusación abarca al entonces Comisario de Policía, Mario Guillermo Mejía Vargas (47), a quien también se le ha giró orden de captura por el asesinato del abogado Chávez, por el que tendrá que responder ante la justicia hondureña una vez que culmine su proceso y condena por narcotráfico en Estados Unidos.

Los hechos ocurrieron el 18 de abril de 2013, a eso de las 8:15 de la noche, cuando el “Fiscal de Oro” regresaba de impartir cátedra en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) a bordo de un vehículo Mazda BT-50, momento en que fue interceptado por dos sujetos a 60 metros del puente “Juan Ramón Molina”, quienes sin mediar palabra abrieron fuego en contra de su humanidad.

Dicho expediente la FEDCV lo logró llevar a los Tribunales de Justicia gracias a la labor técnica y científica de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), cuyos agentes asignados a la Unidad Fiscal de Apoyo al Proceso de la Depuración Policial (UF ADPOL) retomaron la investigación del caso, pudiéndose así acreditar la participación de las tres personas acusadas, dos de ellos miembros de la Policía Nacional.

Los enjuiciados fueron capturados por la ATIC mediante la Operación Dignidad que se ejecutó el 13 de febrero de 2017 y en el Juicio se buscará obtener una Sentencia Condenatoria.