Protestas en París por alza de combustibles se tornan violentas

138

Las protestas esperadas para el sábado en París se tornaron violentas, lo que obligó a la policía francesa a disparar gases lacrimógenos y cañones de agua para dispersar a los manifestantes.

Miles de personas se reunían en la capital y organizaban bloqueos de carreteras en todo el país para descargar la ira contra el aumento de los impuestos al combustible y la presidencia de Emmanuel Macron.

Las fuerzas policiales fueron desplegadas en todo el país para contener las manifestaciones, incluida una tensa protesta al pie de los Campos Elíseos, donde los manifestantes portaban pancartas que decían “Muerte a los impuestos” y voltearon un gran vehículo.

Nadie resultó herido en los enfrentamientos, pero seis fueron arrestados por “lanzar proyectiles”, dijo la policía de París a The Associated Press.

“Va a desencadenar una guerra civil y yo, como la mayoría de los demás ciudadanos, estamos listos”, dijo Benjamin Vrignaud, un manifestante de 21 años de Chartres.

La famosa avenida estaba manchada desde la madrugada en neón, debido al color de los chalecos de los manifestantes autodenominados de “chaqueta amarilla”.

Cinco mil manifestantes inundaron los Campos Elíseos, con 23,000 manifestantes en total en todo el país, según el ministro del Interior, Christophe Castaner.

En una semana de manifestaciones que dominaron la cobertura nacional de noticias, cientos resultaron heridas y dos personas murieron en accidentes derivados de las protestas.

El malestar está demostrando ser un gran desafío para Macron, quien sufre en las encuestas y es el foco de furia de los manifestantes, quienes acusan al centrista pro-empresarial de indiferencia ante las luchas del francés común.