Redada de inmigración en Ohio acabó con más de 100 empleados arrestados

162

Agentes de Inmigración hicieron más de 100 arrestos en una compañía de jardinería el martes en Ohio, uno de los más grandes operativos en este tiempo y parte del esfuerzo de la administración de Trump en poner mano dura contra aquellos que contraten personal que se encuentra en este país ilegalmente.

Los 114 arrestos sucedieron en dos sucursales de la compañía Corso’s Flower & Garden Center, una ubicada en Sandusky y la otra en Castalia. Agentes de inmigración esperan encontrar cargos criminales tales como robo de identidad y evasión de impuestos. Sin embargo, no se han omitido cargos en contra de Corso’s, que sigue bajo investigación.

El operativo refuerza la política migratoria de la administración Trump para deportar a aquellos que no cumplan con la ley. Sin embargo, ahora también aplica esta mano dura en empresas e industrias que dependen del trabajo del inmigrante y que podrían perder mucho.

En el mes de abril, agentes de inmigración hicieron más de 100 arrestos en una planta de frigoríficos en Tennessee, aunque no se emitieron cargos en contra del empleador.

El operativo del martes fue llevado a cabo de manera eficaz, ya que ningún empleado fue visto tratando de escapar a pesar de que varios agentes habían rodeado la empresa. Por otra parte, la empresa no actuó de inmediato para investigar los países de origen de sus empleados. Esta investigación comenzó en octubre del año pasado cuando una mujer fue arrestada por la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos al mostrar documentos falsos en su solicitud de trabajo. Esta situación generó dudas y provocó una investigación en la compañía de jardinería, en donde se pusieron a verificar la legitimidad en los documentos obtenidos y descubrieron que algunos números de Seguro Social pertenecían a gente fallecida.

De los 313 empleados que fueron investigados, 123 resultaron sospechosos y hasta podrían enfrentar cargos criminales o arrestos por robo de identidad y en casi todos estos casos la evasión de impuestos.

Los oficiales de Inmigración por su parte aumentaron las auditorías de compañías para verificar a sus empleados si estos cuentan con un permiso de trabajo autorizado para este país. Un total de 2,282 auditorías de empleados se abrieron a partir del 1 de octubre y siguieron vigentes hasta el 4 de mayo, casi un 60% más que las ocurridas en octubre del 2016 y septiembre del 2017.