Acusan a una mujer alemana vinculada al Estado Islámico de dejar morir de sed a una niña ‘esclava’

La Fiscalía Federal de Alemania ha presentado una acusación formal contra Jennifer W., una mujer alemana de 27 años vinculada al Estado Islámico (EI), por el asesinato de una niña de cinco años cuando vivía en Irak, según un comunicado oficial, publicada este viernes.

En 2015 la mujer y su esposo habrían comprado a la pequeña, que formaba parte de los prisioneros de guerra y, posteriormente, la mantuvieron en su hogar como esclava hasta que un día enfermó, empapó el colchón y, como castigo, la pareja de la acusada encadenó a la niña al aire libre bajo un sol abrasador, ocasionándole la muerte. La acusada permitió a su marido hacer aquello, sin hacer nada por salvar a la víctima.

La circunstancias que rodearon la muerte de la menor son consideradas por la Fiscalía como crimen de guerra, a lo que se unen otros cargos relacionados con la violación de la ley de armas.