Al rededor de 1.5 millones necesitara cada centro educativo para el regreso a clases