Alcalde de la ciudad colombiana de Cali decreta toque de queda tras protestas ciudadanas

Colombia vive este jueves la mayor jornada de protestas contra el Gobierno de Iván Duque. Desde temprano, los manifestantes han empezado a concentrarse en 400 puntos de todo el país y se han reportado bloqueos en el transporte público en Bogotá. Cali, la tercera ciudad más grande del país, ha decretado el toque de queda, después de que los incidentes dejaran siete policías heridos y un estudiante lesionado por una piedra.

Las manifestaciones han sido convocadas por sindicatos, estudiantes e indígenas.

El movimiento obrero rechaza reformas para flexibilizar el mercado laboral y cambiar el sistema de pensiones, los indígenas exigen protección luego del asesinato de 134 campesinos desde que tomó posesión Duque, y los estudiantes, más recursos para la educación pública.

El Gobierno ha movilizado a la policía y al Ejército para evitar posibles disturbios. «Al tiempo que reconocemos el valor de la protesta pacífica, también garantizaremos el orden», advirtió Duque este miércoles en una alocución televisada.

El mandatario se encuentra en un momento de creciente desaprobación después de cumplir apenas un año y medio en el poder.