Alemania y Polonia se apuntan triunfos en la Eurocopa

Alemania, vigente campeona del mundo, se estrenó en la Eurocopa 2016 con un triunfo ante Ucrania (2-0), en un partido en el que el arquero germano Manuel Neuer volvió a demostrar por qué está considerado el mejor en su puesto.

El defensa del Valencia Shkodran Mustafi (19) y el capitán Bastian Schweinsteiger, en el descuento (90+2), y poco después de pisar la cancha, anotaron para el equipo de Joachim Löw, al que Neuer le evitó algún disgusto con tres intervenciones de mérito.

Alemania mereció la victoria y dispuso de más ocasiones de gol, pero no sentenció hasta el final contra unos ucranianos, muy replegados, pero que tuvieron algunas chances, aunque chocaron siempre con el muro Neuer.

Con esta victoria, los hombres de Joachim Low toman el comando de la clasificación con tres puntos, los mismos que suma Polonia tras su victoria 1-0 ante Irlanda del Norte en Niza, pero en cabeza gracias a una mejor diferencia de gol.

Estos resultados hacen que el duelo entre los dos vecinos centroeuropeos, el jueves en el Stade de France, se convierta en una lucha por el primer puesto… en un encuentro declarado de alto riesgo por la hostilidad entre los aficionados de los dos países.

Polonia vence a Irlanda del Norte

Polonia se impuso 1-0 a Irlanda del Norte en el partido que abrió este domingo el telón del grupo C, en un duelo en el que el conjunto polaco se hizo merecedor de la victoria por juego y ocasiones ante la selección norirlandesa, que pecó de falta de ambición en el primer partido de su historia en una Eurocopa.

El conjunto norirlandés ofreció un rendimiento inferior al esperado, y vio truncada su racha de 12 partidos sin perder, lo que suponía un récord para la selección dirigida por Michael O’ Neil. Además, con esta derrota, se igualó el balance histórico de resultados entre ambos países, con tres victorias para cada uno y un empate.

El único gol del partido lo anotó Milk al minuto 51.

Con esta victoria Polonia abrió su casillero de triunfos en una fase final de una Eurocopa, después de saldar con tres empates y tres derrotas sus dos únicas participaciones, en 2008 y 2012.