Altos costos de la energía provoca incrementos en la canasta básica