América es la segunda región del mundo con más femicidios perpetrados por parejas

Sólo después de África, América es la región en el mundo donde más mujeres son asesinadas a manos de sus propias parejas sentimentales o de algún familiar.

Con base en el ‘Informe de feminicidio 2018’, de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), se desprende que África es el región donde las mujeres corren el mayor riesgo de ser asesinadas por su pareja íntima o algún familiar con 3,1 por cada 100.000 mujeres, mientras que en América la tasa es de 1,6; seguida de Oceanía, con 1,3; y Asia, con 0,9.

Europa se ubica como la región donde menos se presenta este riesgo con 0,7 por 100.000 mujeres.

A nivel mundial, 87.000 mujeres fueron asesinadas intencionalmente en 2017. Más de la mitad de esos crímenes (50.000) fueron feminicidios perpetrados por parejas íntimas o miembros de la familia, lo que significa que todos los días 137 féminas son víctimas fatales de esa violencia a manos de alguien cercano.

Solo uno de cada cinco homicidios a nivel global es perpetrado por un compañero íntimo o un miembro de la familia, sin embargo, las mujeres y las niñas constituyen la mayoría de esas muertes. El informe revela que hay una gran disparidad en las acciones atribuibles a hombres y mujeres víctimas de homicidios cometidos por sus parejas o familiares: 36% de las víctimas mortales son hombres contra 64% de mujeres.

Aunque la disponibilidad de datos sobre las tasas de homicidios de hombres y mujeres es muy limitada en todas regiones, el informe destaca los resultados en Europa y América Latina. En Europa, la tasa de homicidios de mujeres en manos de sus parejas hombres es cuatro veces mayor a la de hombres asesinados por sus parejas mujeres. Mientras que en América Latina es cinco veces mayor.

El estudio mundial sobre homicidios de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y Crimen (UNODC) se publica en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer 2018, con el objetivo de crear conciencia sobre los asesinatos por motivo de género.

Más leyes

El feminicidio representa la forma más extrema de violencia contra las mujeres, un acto letal de la discriminación y abuso de género, apunta el reporte.

“Los asesinatos de mujeres y niñas relacionados con el género siguen siendo un problema grave en todas las regiones, en países ricos y pobres. Mientras que la gran mayoría de las víctimas masculinas de homicidios son asesinadas por desconocidos, en el caso de las mujeres es mucho más probable que mueran a manos de alguien que conocen”, se lee en la investigación.

Aunque diversos países han tomado medidas para abordar la violencia contra las mujeres y los asesinatos relacionados con el género en diferentes formas, mediante la adopción de cambios legales, creación de unidades especiales de investigación, trabajo de prevención y esfuerzos de diversas organizaciones a nivel mundial y local, son los países de América Latina los que han adoptado legislación que penaliza el feminicidio como delito específico en sus códigos penales.