Así el pastor René Peñalba se reconcilió con la Iglesia Amor Viviente

Impactante fue el momento en que el pastor René Peñalba se arrodilló ante toda la congregación encabezada por el pastor Carlos Marín, presidente de Amor Viviente.

La noche del miércoles 30 de enero tuvo lugar en el auditorio del Centro Cristiano Intermacional(CCI) un acontecimiento histórico y de gran significado para la comunidad Cristiana, no solamente nacional sino también internacional.

Esa noche, en el marco de la Cumbre Global CCI, que termina este jueves en la capital hondureña, el obispo René Peñalba, presidente y fundador del CCI, selló su reconciliación con su antigua casa espiritual, Amor Viviente, de la que salió hace exactamente 20 años enmedio de una agria disputa interna.

El pastor Marín se mostró impactado y sorprendido tanto que tardó en reaccionar, al ver al obispo Peñalba arrodillado ante él, en un gesto de humillación, pero también de amor y perdón. “Esto no te va a gustar, pero Dios me dijo que lo hiciera”, le expresó antes de postrarse.

Acostumbrado a predicar frecuentemente sobre la reconciliación y el perdón, el pastor Peñalba quiso esa noche dar muestras ante su congregación y decenas de pastores de varios países que están bajo su cobertura, de que predica con el ejemplo.

Peñalba fundó el Centro Cristiano Internacional que se ha convertido en una plataforma misionera mundial que agrupa más de 500 iglesias de 31 países en cuatro continentes. Carlos Marín es hoy el presidente de la Junta Directiva de Amor Viviente.

“Es maravilloso, hemos visto lo que Dios puede hacer y la forma en que lo hace”, dijo el pastor Washington Paes De Souza, que dirige la iglesia CCI en Brasil.

“No pude evitar las lágrimas, ver la unidad de estas dos iglesias después de 20 años es algo grandioso”, comentó Víctor Amador, un hondureño que es pastor de la iglesia CCI en Nueva York y que era miembro de Amor Viviente cuando ocurrió la ruptura.

Carlos Marín era un cercano colaborador del pastor René cuando se produjo la fractura, y entonces Marín estuvo entre los que permanecieron en Amor Viviente.

Durante 20 años ambos líderes cristianos, que habían sido además buenos amigos, estuvieron separados. Peñalba fundó el Centro Cristiano Internacional que se ha convertido en una plataforma misionera mundial que agrupa más de 500 iglesias de 31 países en cuatro continentes. Carlos Marín es hoy el presidente de la Junta Directiva de Amor Viviente.