viernes, junio 7, 2024
37.3 C
San Pedro Sula
VER MAS

    Ataque violento de manifestantes dejó 17 policías heridos y equipo policial destruido en Puerto Castilla

    En la madrugada de hoy, a las 06:45 horas, personal disponible de la Unidad Metropolitana de Prevención #19 (UMEP-19) y personal de apoyo de la Misión de Fortalecimiento a la Seguridad Pública del Bajo Aguan, se organizó en la posta del Triángulo Trujillo Colón y se dirigió a Puerto Castilla con el objetivo de recurar la libre circulación de vehículos y personas en la toma de la carretera CA-13, la cual se produjo desde el día de ayer a las 12:00 horas.

    Al llegar al lugar, los equipos policiales fueron recibidos con extrema violencia por aproximadamente 100 personas, entre hombres y mujeres, quienes atacaron al personal policial con piedras, palos, machetes y otros objetos contundentes. Además, de realizar disparos de armas de fuego por parte de los manifestantes.

    - PUBLICIDAD -

    En el lamentable incidente, 17 agentes de la Policía Nacional resultaron heridos. Entre los más afectados se encuentran los agentes Natanahel Cabrera, Walter Aníbal Peña y Fernando José Ruiz Domínguez, quienes fueron trasladados de emergencia al Hospital Salvador Paredes de Trujillo Colón debido a la gravedad de sus lesiones y se encuentran en cuidados intensivos. El resto de los agentes heridos fue trasladado al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) de Tocoa Colón para recibir atención médica.

    El Comisionado de Policía Joaquín Antonio Flores Maradiaga Jefe Regional No 8 quien se encontraba al mando de la operación, reportó que durante el altercado, los manifestantes también destruyeron equipo policial, incluyendo ocho escudos antimotines que fueron dañados irreparablemente.

    La Policía Nacional lamenta profundamente estos hechos de violencia que demuestran el peligro y sacrificio al que se enfrentan diariamente nuestros agentes en su compromiso de garantizar el respeto al derecho humano de libre locomoción de los ciudadanos hondureños y extranjeros. A pesar de las agresiones, nuestros funcionarios hicieron uso de la fuerza necesaria, respetando en todo momento el protocolo preestablecido y los derechos humanos de los manifestantes.

     

    Este incidente subraya el alto costo que pagan los agentes de policía por cumplir con su deber de proteger y servir a la ciudadanía, siempre velando por el bienestar y los derechos de todos. De la misma forma se está desplazando un contingente policial de 300 funcionarios y equipo de la Unidad de Mantenimiento del Orden y la Seguridad para restablecer el libre tráfico.

     

    La Policía Nacional reafirma su compromiso con la seguridad y el bienestar de la población, así como su dedicación a actuar dentro del marco de la ley y el respeto a los derechos humanos. Solicitamos a la ciudadanía mantener la calma y evitar actos de violencia que solo generan más dolor y sufrimiento. Juntos, podemos construir un país más seguro y justo para todos.

    Boletín Informativo

    Suscríbase para recibir nuestro contenido más reciente.

      No le enviaremos spam. Puede darse de baja en cualquier momento.

      Ultima Hora