Auto de Formal Procesamiento en contra de hombre que fingió ser víctima de secuestro

Tegucigalpa. Francisco Morazán. En audiencia inicial, la Sección Antisecuestros y Operaciones Especiales de la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO) logró un Auto de Formal Procesamiento en contra de Carlos Antonio López Henríquez, acusado por el delito de simulación de infracción inexistente en perjuicio de la Administración de Justicia.

Como se recordará, el pasado 3 de marzo, el Ministerio Público coordinó una acción en conjunto con la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), donde se presentaron acusaciones y se ejecutaron capturas en contra de cinco personas que en distintos casos fingieron haber sido secuestrados para así beneficiarse con el pago del rescate por parte de sus familiares, dentro de ese grupo figura el encausado.

Dicho tipo penal, según el artículo 529 del Código Penal, se le sindica a quien simula ser responsable o víctima de una infracción penal o denuncia una inexistente, provocando actuaciones procesales, ante funcionarios públicos que por razón de su cargo tienen la obligación de investigarla o perseguirla, lo que genera un costo innecesario para el sistema de administración de justicia.

Este delito se castiga con la pena de prisión de seis meses a dos años y multa de 100 a 300 días, siendo el bien jurídico protegido la administración pública, pues se trata de preservar su seriedad y buen funcionamiento, que se ven perturbados por la incoación de procedimientos judiciales, con las consecuencias que ello tiene, sobre hechos de apariencia delictiva que son falsos.

Estas conductas provocan, a consecuencia de la simulación del delito denunciado, que se inicien diligencias para su averiguación, que representan una gran inversión debido a que por su naturaleza el secuestro es un delito grave que requiere de la aplicación de técnicas especiales de investigación que movilizan a Fiscales, agencias especiales y a los Juzgados con Competencia Territorial Nacional.

El Ministerio Público hace un llamado de advertencia a aquellas personas que pretendan burlar a los operadores de justicia con este tipo de engaños, a que todo el peso de les recaerá.

Además de Carlos Antonio López Henríquez, en aquella acción también se acusó a Edis Alexis Méndez Reyes, Jeffrey Lenin Ortiz Meza, Isaac Isaías Escalante y Leonardo José Verde Bermúdez, también se les imputa el delito de simulación de infracción inexistente, por hechos ocurridos en septiembre de 2020 en Tegucigalpa, Francisco Morazán, luego en octubre de 2020 en Lepaterique, Francisco Morazán y finalmente en noviembre de 2020 en Campamento, Olancho.