Barack Obama anunció un nuevo plan para retirar las tropas de Afganistán

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, anunció ese miércoles que 8.400 soldados permanecerán en Afganistán hasta el final de su mandato. En una alocución en la Casa Blanca, el mandatario señaló que «la situación sigue siendo precaria» en el país afgano, por la amenaza de los talibanes que lograron ganar terreno en algunas áreas.

«La decisión que he tomado hoy garantiza que mi sucesor tenga una base sólida para el progreso en Afganistán, y la flexibilidad para encarar la amenaza del terrorismo a medida que va evolucionando», dijo Obama, quien también señaló: «Creo con firmeza que la decisión que estoy tomando es la correcta«.

«No dejaré que Afganistán sea usado como refugio de terroristas«, advirtió Obama, quien recordó que en el pasado año y medio, en el que los talibanes intensificaron sus ataques, murieron 38 estadounidenses, por lo que el país sigue siendo «un lugar peligroso».

El presidente de los Estados Unidos quería reducir para fines de año la presencia militar de los actuales 9.800 efectivos a unos 5.500 desplegados en un reducido número de bases en Afganistán, entre ellas la de Bagram (cerca de Kabul), Jalalabad (en el este del país) y Kandahar (en el sur). Sin embargo, el resurgimiento de los talibanes obligó a Washington a hacer cambios estratégicos.

Obama recordó que en diciembre de 2014 se puso un «fin responsable» a la misión de combate en el país centroasiático, que se inició tras los ataques terroristas de septiembre de 2001 contra los Estados Unidos, y que ahora «el enfoque es entrenamiento, asesoramiento y contraterrorismo».