Barcelona pierde, Real Madrid empata y el Atlético se coloca líder en España

El Barcelona perdió 4-3 ante el Celta en la 7ª jornada de la Liga española, dejando pasar la ocasión de ponerse líder, un puesto que ocupa ahora el Atlético tras ganar 2-0 al Valencia, desplazando de la primera plaza al Real Madrid, ahora segundo tras empatar (1-1) en casa con el modesto Eibar.

El Barcelona llegó con una desventaja de 3-0 al descanso y aunque pudo acercarse a 3-2, acabó cayendo, por lo que es cuarto en la tabla, a dos puntos de Atlético y Real Madrid, y uno del Sevilla.

El danés Pione Sisto abrió el marcador para el Celta (10º) con un disparo cruzado (22), antes de que Iago Aspas hiciera el segundo con un tiro raso (31) y el francés del Barcelona Jérémy Mathieu anotara el 3-0 en propia meta (33).

En el segundo tiempo, Gerard Piqué recortó distancias de cabeza (58) y en el 64 Neymar transformó un penal para hacer el 3-2, pero un error de Marc-André Ter Stegen al despejar permitió al chileno Pablo «Tucu» Hernández marcar el 4-2 (77). Casi al final, Piqué marcó de nuevo el tercero de su equipo de cabeza (87).

El Barcelona, que ya había perdido el pasado año en Balaídos, cosechó así su segunda derrota en Liga ante un Celta bien plantado en el campo, cuya presión logró anular a las figuras azulgranas especialmente en la primera parte.

«Hoy nos hubiera gustado conquistar el liderato y hacerlo de una manera contundente, pero nos levantaremos y competiremos el siguiente partido», dijo el técnico del Barça, Luis Enrique.

Los gallegos buscaban muy arriba el balón impidiendo la salida cómoda del Barcelona, que mejoró su juego cuando Luis Enrique dio entrada a Andrés Iniesta por Rafinha tras el descanso.

Impreciso en la primera parte, el Barcelona sufrió las rápidas internadas de Sisto y el belga Theo Bongonda por las bandas, en lo que fueron los mejores momentos de los celestes.

Un error de Sergio Busquets permitió a Sisto abrir el marcador, tras un pase de Iago Aspas, que haría poco después el segundo con un tiro raso e indujo el tercero al presionar a Mathieu en el área.

En la segunda parte, Iniesta puso orden en el juego del Barça, que tomó el control del encuentro recortando distancias con los goles de Piqué y Neymar y metiendo el susto en los «celtiñas», que estaban encerrados atrás.

Entonces el «Tucu» Hernández apareció para cabecear a las redes un mal despeje de Ter Stegen, que intentó superar por arriba al chileno, marcando un gol que supondría la victoria del Celta, pese al último tanto de Piqué.

«Si no fallo en esa jugada creo que teníamos una buena ocasión de ganar el partido y lo siento mucho», dijo Ter Stegen.

El ahora segundo Real Madrid también tropezó en casa (1-1) con el Eibar (8º).

Fran Rico adelantó al Eibar con un tanto de cabeza a bocajarro (6), pero diez minutos más tarde, Gareth Bale empataba al rematar de cabeza un centro de Cristiano Ronaldo desde la izquierda (17).

El Eibar presionó la salida del balón de los blancos, que se encontraron bastante incómodos durante todo el encuentro, especialmente en el primer cuarto de hora.

En esos momentos de dominio vasco llegó el gol de Rico, pero después el Real Madrid empató y tomó el control, aunque sin velocidad y sin encontrar huecos en la defensa del Eibar, que consiguió por primera vez puntuar en el Santiago Bernabéu.

El Real Madrid ha cedido seis de los últimos nueve puntos ligueros, abandonando el liderato al Atlético de Madrid, que ganó 2-0 en el campo del Valencia (17º).

El delantero francés del Atlético, Antoine Griezmann, que falló uno de los dos penales errados por los rojiblancos, abrió el marcador al rematar en el área un pase atrás de su compatriota Kevin Gameiro (63), quien a su vez hizo el 2-0 tras una gran cabalgada (90+3).