Barcelona remonta destrozando 6-1 al Sevilla

Barcelona necesitaba levantar el 0-2 de la ida frente al Sevilla, lo consiguió, ¡y de que manera! Goleó 6-1 y pasó a las semifinales de la Copa del Rey.

En el inicio del partido, el local hizo, tal vez, lo que en la previa parecía más difícil: abrir el marcador. En su intento por recuperar el balón, Quincy Promes trastabilló con Lionel Messi y el árbitro pitó penal. Philippe Coutinho lo cambió por gol y llevó calma.

El visitante avisó recién pasados los 20 minutos que estaba en el campo de juego. Una gran jugada colectiva por derecha terminó un un buscapié que encontró a André Silva, quien ensayó un taco de primera que hizo lucir a Jasper Cillessen. Como si esa atajada no fuese suficiente, instantes después el arquero holandés le tapó un penal a Éver Banega.

De estar a un disparo del empate, Sevilla terminó quedando 0-2 en el marcador antes de la media hora de juego. Clément Lenglet filtró un pase espectacular para Ivan Rakitic, que quedó mano a mano con Juan Sorian, y punteó, sin quererlo, el balón para descolocar al arquero y establecer el 2-0.

Si el Barcelona era superior en el primero tiempo, en el complemento esta diferencia se acentuó en el campo y en el marcador. En apenas ocho minutos, Philippe Coutinho picó en diagonal de izquierda al centro y conectó de cabezazo el centro que lanzó al vacío Luis Suárez, para convertir el 3-0.

La victoria pasó así a ser goleada en la siguiente acción fue Sergi Roberto el que se filtró sin pelota en diagonal y recibió un pase entrecortado de Messi. El lateral remató de zurda al segundo palo y venció a Soriano, espectador de lujo. 4-0.

El descuento del Sevilla llegó en el peor momento del equipo Andaluz. Después de un error de Cillessen en la salida, los visitantes pudieron armar una situación clara. Banega, de flojo partido, pisó el área y en lugar de rematar abrió a la izquierda para la llegada de Guilherme Arana, quien de primera desenfundó un zurdazo espectacular que se coló en el palo más lejano del arco defendido por el holandés. El elenco Andaluz, nuevamente en carrera, a un gol de la clasificación.

Pero la ilusión del Sevilla se iba a quedar solamente en eso. Cuando restaban dos minutos, el Barcelona armó un contragolpe perfecto, que inició Luis Suárez con un rechazo que atrapó Messi, siguió con Arturo Vidal y continuó con una llegada al fondo de Jordi Alba, quien lanzó un centro cruzado para, justamente, Suárez, quien definió de primera para estampar el 5-1 y definir la serie.

La frutilla del postre la puso Lionel Messi, quien se vengó de un falló inédito cuando el duelo estaba 4-0 y definió una jugada fantástica para sentenciar el 6-1 que incluyó ocho pases, cinco de ellos de primera, y un taco de Alba en el área chica.

El viernes se conocerán los cruces y una de las llaves podría ser Barcelona-Real Madrid. El conjunto de Solari recibe el jueves al Girona, a quien ya venció 4-2 en condición de visitante. Valencia y Betis son los otros dos clasificados.