La Leucemia se olvida, las dificultades desaparecen, los días de mucho trabajo valen la pena cuando Belinda, una niña de cinco años, sonríe para su mamá. Ingrid Villalobos de Bienvenida la Mañana conversó con Celeste Oyuela, una abnegada joven que se convirtió en madre a los 18 años.

Hoy con 23 años, Celeste conoce las alegrías que provoca tener un hijo al lado pero también sabe el sacrificio que debe hacerse para procurar su salud.

Vende tamales, hamburguesas, topogigios, hace cualquier actividad honrada que le genere ingresos para pagar los tratamientos, los pasajes y gastos que requiere tener una hija con leucemia.

Importante :  VIDEO: Iroshka Elvir de Nasralla devela detalles de su embarazo en Bienvenida la Mañana

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here