Bloqueo político en Israel obligaría a nuevas elecciones

El ultraderechista Avigdor Lieberman descartó la posibilidad de unirse a un gabinete en minoría, cuando la opción de un Ejecutivo de unidad entre Beny Gantz y Benjamín Netanyahu ha quedado en punto muerto, a horas de expirar el plazo para formar Gobierno en Israel.

«Dijimos que no nos uniríamos a una coalición apoyada directa o indirectamente por la Lista Unida árabe», declaró Liberman sobre esta opción que lideraría Gantz en minoría. El líder de Israel Nuestro Hogar, había dado un plazo hasta el mediodía de estes miércoles (20.11.2019) para que Gantz y Netanyahu alcanzaran un acuerdo de mínimos para crear un gobierno de unidad, o anunciaría su posición de cara a un ejecutivo de coalición, algo que se descartó definitivamente.

«Por lo que a mí respecta ambos son culpables», dijo Liberman sobre la imposibilidad de que salga adelante un gobierno unitario y liberal, como había pedido desde el inicio de las negociaciones.

Gantz, que tiene el mandato de crear el gobierno, y el primer ministro en funciones israelí mantuvieron un último encuentro en el que no consiguieron acercar posturas y sobre el que se responsabilizaron mutuamente del fracaso. «Desafortunadamente, durante nuestra reunión de anoche, Benny Gantz se negó a aceptar el plan del presidente de que yo, como primer ministro, sería el primero en la rotación para el cargo» en un ejecutivo de unidad, declaró Netanyahu.

Por su parte, Gantz acusó al actual mandatario de haber decidido ir a elecciones: «Porque eso es lo que sus abogados le están diciendo, y todo lo que está tratando de hacer ahora es trasladar la responsabilidad», señaló en alusión directa a la decisión que la Fiscalía tomará los próximos días sobre si formalizar o no la acusación contra Netanyahu en tres cargos de corrupción.

A horas de que expire el plazo (esta medianoche) para formar gobierno, y a falta de negociaciones de última hora que den un vuelco a la situación, Israel parece acercarse a unas terceras elecciones en menos de un año, ya que si Gantz fracasa en formar Gobierno se abrirá un plazo de 21 días durante los cuales un diputado de la Cámara podría optar por conseguir el apoyo de una mayoría para intentar crear ejecutivo, o el Parlamento puede votar su disolución lo que llevaría directamente a nuevos comicios.