Buscan evitar incidentes con los cilindros de gas