Cada vez menos agua para el consumo de los hondureños