Cámara de Comercio e Industrias de Cortés se pronuncia tras juicio en el caso «Tony» Hernández

La Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC) ante la crisis institucional y política que atraviesa Honduras cumpliendo con su misión de promover con responsabilidad social el fortalecimiento de la libre empresa, en el marco de un Estado de Derecho donde impere la ley y la justicia, pronuncia lo siguiente:

• En el juicio desarrollado en la Corte del Distrito Sur de New York, donde se encontró
culpable al ex diputado hondureño, Juan Antonio Hernández Alvarado, quedó al
descubierto la contaminación de las instituciones del Estado y de otros sectores.

El sector empresarial agrupado en esta organización ve con mucha preocupación la
inminente caída de la inversión extranjera y nacional, el aumento galopante de la pobreza,
la migración, el desempleo y la desaceleración económica, que son consecuencias en gran
medida por la incertidumbre que hay en el país, nuestro pueblo ya no aguanta más crisis.

El mayor enemigo de la inversión es la incertidumbre, los empresarios hondureños
necesitamos condiciones idóneas para que nuestros negocios puedan desarrollarse y
generar más empleos para reducir la pobreza.

Ningún inversionista tendrá la confianza de arriesgar su capital en un país donde su
institucionalidad ha sido cuestionada en una Corte internacional. En defensa del buen
nombre de Honduras todos los mencionados en el juicio en la Corte del Distrito Sur de
New York, deben aclarar su situación ante esa instancia.

Es necesaria la toma de decisiones conjuntas de los buenos hondureños garantizando la
paz social para recuperar la confianza en Honduras y reconstruir su Estado de Derecho,
velando por un proceso electoral confiable que devuelva la esperanza al pueblo
hondureño y mediante nuestro voto elegir a los mejores ciudadanos que estén
comprometidos en generar bienestar social.

• Es momento de que todos los hondureños hagamos una autoevaluación de nuestra
conducta, que renovemos nuestro compromiso con nuestra amada Patria, que ahora
demanda que nos despojemos de intereses particulares o partidarios y que con valor
trabajemos juntos por el bien común.

¡Por el desarrollo empresarial, hacia el progreso social!
San Pedro Sula, Cortés, 18 de octubre de 2019.