Caminar reduce riesgo de infarto

Solo ponga un pie delante del otro y camine.

Para millones de personas con alto riesgo de diabetes y problemas coronarios unos dos mil pasos adicionales diarios puede reducir el riesgo de ataque al corazón o apoplejía en 8 por ciento.

Un equipo internacional de investigadores colocó podómetros a más de 9 mil personas en 40 países para contar cada uno de sus pasos. Mientras más caminaban, mejor fueron los resultados.

Por ejemplo, solo caminar 4 mil pasos adicionales redujo el riesgo de infarto en 16%. Es un hallazgo que deja atrás el mito de que hay que caminar hasta sudar y quedar exhausto para obtener buenos resultados.

Así que, la próxima vez que pueda escoger entre un ascensor o subir escaleras, recuerde que cada paso cuenta. Apenas dos mil pasos diarios pueden hacer que sus visitas al médico sean menos frecuentes.