Ciberataque puede ser el preludio de otros peores

Técnicos de todo el mundo trabajan día y noche este fin de semana para proteger y parchar computadoras y redes tratando de defenderlas del ciberataque cuyo nombre suena como una canción pop —“WannaCry”— mientras los analistas advierten que podría ser sólo el primero de una nueva ola de ataques por parte de delincuentes informáticos.

Estados Unidos sufrió relativamente pocos efectos del virus que apareció en decenas de miles de sistemas informáticos en toda Europa y en Asia desde el viernes. Los expertos en seguridad siguieron siendo cautelosos, sin embargo, y subrayaron que la amenaza continúa.

En contraste con los informes de varias empresas de seguridad europeas, un investigador de la compañía Tripwire, en la costa oeste de Estados Unidos, dijo el sábado que los efectos del ataque podrían estar mermando.

«Parece que se está apagando», dijo Travis Smith de Tripwire.

«Espero que sea el caso», agregó Smith. La firma de Oregón protege a las grandes empresas y gobiernos de las amenazas de seguridad informática.