Cinco razones por las que es beneficioso usar juegos de mesa con tus hijos

Los juegos de mesa son de las formas más completas de entretenimiento familiar pues, además de proporcionar muchas horas de diversión, fomentan en nuestros niños habilidades cognitivas, motrices y de aprendizaje. Tener un armario con un buen surtido de juegos de mesa es una excelente herramienta para que los padres podamos compartir con nuestros hijos momentos inolvidables y convertirnos en sus compañeros de juego. Algunos juegos más usados son el Twister, Jenga, Pulgas Locas y Conecta4

Enriquecen la relación familiar: Los niños lo pasarán genial y trabajarán conocimientos y habilidades educativas y emocionales integralmente. Además, podrán estrechar los lazos familiares, que siempre se fortalecen entre los compañeros de partidas. Cimientan el conocimiento mutuo, el respeto y crean recuerdos comunes de experiencias gratificantes.

Enseñan a leer: Aunque en los juegos de mesa para los niños más pequeños no es indispensable leer ni se suele tener que usar esa habilidad, sí vamos a encontrar letras y palabras que, espontáneamente, irán conociendo. Su natural curiosidad por un tema que están disfrutando tanto les hará querer saber más y terminarán preguntarnos sobre las palabras o nombres que aparezcan escritos y desconozcan.

Enseñan a ganar y a perder: Esto puede trabajarse muy bien con los juegos de mesa pues en ellos unas veces ganarán y otras perderán. Sin embargo, es importante enseñarles que eso no debe restarle al juego lo que más les ha aportado: el placer de jugar y compartir, que es mucho mayor que el de conseguir un premio o una calificación más alta.

Enseñan a cooperar: Además de los juegos de mesa competitivos, existen otros en los que se coopera entre los jugadores para lograr un objetivo común, lo que enseña a los niños el valor de trabajar en equipo y ayudarnos los unos a los otros para conseguir las metas esperadas..

Enseñan a resolver problemas: Todos los juegos de mesa suponen un problema que hay que resolver y el propio juego es la resolución de ese problema. Este aprendizaje es importantísimo tanto para la vida académica y escolar como para el ámbito personal. Los juegos de mesa permiten realizar este aprendizaje por ensayo y error.