Comayagua vivió una fiesta y con 12 campanadas recibió el 2015

Comayagua, zona centro de Honduras, fue testigo de las campanas en medio de un fervor impresionante que albergó a miles de personas para recibir el Nuevo Año.

Fue todo un pueblo el que llenó la plaza León Alvarado, el que se abrazó y envió el mensaje de unidad al mundo.

Tras el repique del reloj, el cielo se iluminó, fueron las luces que con su colorido evidenciaban la alegría, el entusiasmo, la fe que todos los hondureños tienen por nuevos tiempos.

Es la cuarta ocasión en que los comayaguenses reciben el año de una forma particular y lo hicieron con el sonido del reloj más antiguo de Latinoamérica.