¿Cómo mantener un cerebro saludable durante el aislamiento por COVID-19?

- Publicidad -spot_img

Si bien el aislamiento social, preventivo y obligatorio es necesario para controlar la pandemia por COVID-19 desatada en el mundo y que en Argentina tiene en estos días la mayor tasa de contagios y muertos, también puede llevar a descuidar ciertos aspectos fundamentales para la salud cerebral, como la buena alimentación, la actividad física, los controles médicos y la socialización en general.

Actualmente, cientos de millones de personas en todo el mundo sufren de trastornos neurológicos, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con alrededor de 6 millones de personas que mueren cada año por accidentes cerebrovasculares (ACV), más de 50 millones con epilepsia y 47,5 millones que padecen demencia, siendo la enfermedad de Alzheimer la causa más común. Datos a tener en cuena hoy, una fecha especial por celebrarse el Día Munidal del Cerebro.

- Publicidad -

“Los trastornos neurológicos son enfermedades del sistema nervioso central, periférico y de los músculos. Entre los trastornos más comunes se encuentran la epilepsia, la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, enfermedades cerebrovasculares, la migraña y otras cefaleas, la esclerosis múltiple, la enfermedad de Parkinson, infecciones neurológicas, tumores cerebrales, entre otras”, explicó a Infobae la doctora Valeria El Haj, Directora Médica Nacional de OSPEDYC.

Siguiendo a la profesional, se considera que una persona tiene un cerebro sano cuando es capaz de prestar atención, puede recibir y reconocer la información que le llega del exterior a través de los cinco sentidos, además de tener la capacidad para aprender cosas nuevas y recordar eventos pasados. También son rasgos característicos de un cerebro el tener un buen estado poder comunicarse, resolver problemas y tomar decisiones, así como tener motricidad y ser capaz de controlar y regular las emociones.

- Publicidad -

La doctora Gabriela Ferretti, Divulgadora Científica de Grupo Medihome (MN 81.108), detalló a Infobae cómo afecta la situación de aislamiento obligatorio a las personas con enfermedades cerebrales. “El aislamiento o distanciamiento físico tiene un impacto negativo para todas las personas, máxime cuando se acompaña de un fuerte cambio de hábitos para la sociedad en general. En muchas ocasiones, las personas que padecen una enfermedad, requieren de aislamiento, por ejemplo, cuando ven menoscabada su inmunidad como es el caso de las neutropenias (disminución de la cantidad de glóbulos blancos). Esta condición de no poseer capacidad de defenderse de los microorganismos los obliga a mantenerse aislados físicamente del resto de las personas.

Esto es habitual que ocurra en pacientes que están realizando quimioterapia u otras enfermedades con compromiso del sistema inmune, pero sólo quien lo padece y su entorno intimo son los únicos afectados por la situación. Esta irrupción en lo cotidiano que transforma la vida misma, no está exenta de angustias y dolores por la pérdida del estado previo de bienestar.

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -

Boletín Informativo

Suscríbase para recibir nuestro contenido más reciente.

    No le enviaremos spam. Puede darse de baja en cualquier momento.

    Ultima Hora

    ACTUALIDAD

    - Publicidad -spot_img