Conmoción en Italia por muerte de una bebé tras ser rechazada en hospitales

La muerte de una recién nacida en una ambulancia después de que varios hospitales rechazaran su ingreso por falta de espacio ha generado una fuerte polémica que va en aumento en Italia, donde hoy forenses del hospital de Ragusa practican la autopsia al cadáver de Nicole.

La polémica por este caso creció al conocerse hoy que un responsable de los servicios de emergencia que necesitaba asistencia sí fue trasladado el domingo en helicóptero a un hospital, cuando en el caso de Nicole este servicio no funcionó correctamente.

La madre de la pequeña dio a luz el 11 de febrero en una clínica privada de Catania, en la mediterránea isla de Sicilia, y, aunque el parto se desarrolló sin complicaciones, Nicole presentó una deficiencia respiratoria nada más nacer.

La clínica no disponía de una unidad de cuidados intensivos ni tampoco del material necesario para asistirla, así que los médicos buscaron un hospital especializado en Catania a donde transferirla, pero tres de ellos, preparados para tales emergencias, denegaron su ingreso por estar llenos.

MURIÓ EN EL CAMINO

Tras una llamada al Servicio Sanitario de Urgencias y Emergencias italiano, se decidió llevar al bebé hasta un hospital de Ragusa (sur de Italia) en ambulancia, ya que el helicóptero para los traslados de emergencia no funcionaba de noche, según medios locales.

La recién nacida murió durante el trayecto entre ambas ciudades, distantes alrededor de 104 kilómetros.

Ahora la Fiscalía de Catania investiga a nueve personas por el suceso: cinco médicos de la clínica privada de Catania, dos personas de los servicios de emergencia y otras dos que trabajan en terapia intensiva neonatal.

Italia está conmocionada por el suceso y desde las filas del Gobierno han expresado su rechazo por cómo se ha actuado en este caso.

También el presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, expresó su estupor al presidente de la región de Sicilia, Rosario Crocetta, en una llamada telefónica efectuada tras conocer la noticia.

OTRO SUCESO SIMILAR

La polémica en torno a esta tragedia aumentó después de salir a la luz un suceso relacionado con el director de los servicios de emergencia en Palermo, Gaetano Marchese, de 60 años, que llamó el pasado domingo al teléfono de urgencias quejándose de un dolor en el pecho cuando se encontraba en Cerdeña.

Fue trasladado entonces en una ambulancia al hospital de Alghero, donde, después de someterse a varias pruebas, los médicos le diagnosticaron un aneurisma en la aorta.

Marchese rechazó ser tratado en diversos centros especializados en cardiocirugía de la zona y llamó al 118 para disponer de un helicóptero y ser trasladado hasta Palermo, es decir desde la isla de Cerdeña a la de Sicilia.

Desde Forza Italia, partido liderado por el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi, han criticado que el helicóptero sí funcionara aquella noche y no cuando Nicole debía haber sido trasladada a Ragusa.

También la ministra italiana de Salud, Beatrice Lorenzin, lamentó que “en Sicilia, como en otras regiones del país, existan dos sanidades distintas”.