Cuando los infartos ocurren en casa ¿qué hacer?

Todos los años más de un millón de personas en los Estados Unidos sufre un infarto. Aproximadamente la mitad de ellos muere. Muchas personas tienen daños cardíacos permanentes o mueren por no obtener ayuda inmediatamente. Es importante conocer los síntomas de un infarto y llamar al 911 si alguien los presenta.

Estos síntomas incluyen:
Molestia en el pecho: presión, opresión o dolor
Falta de aire
Molestia en la parte superior del cuerpo: brazos, hombro, cuello, espalda
Nauseas, vómitos, vértigo, mareos, sudoración

¿En qué consiste un ataque cardíaco o infarto? La mayoría de los infartos ocurren cuando un coágulo en la arteria coronaria bloquea el suministro de sangre y oxígeno al corazón. Con frecuencia conduce a latidos cardíacos irregulares (arritmias) que causan una disminución importante en la función de bombeo del corazón. Una obstrucción que no se trata dentro de unas pocas horas provoca la muerte del músculo cardíaco afectado.

¿Qué hacer cuando sucede en casa?
Un la supervivencia de personas que sufren este tipo de afecciones es de un cinco por ciento, pero esto puede aumentar a 15 por ciento cuando se aplica una reanimación cardíaca.
Para realizar este masaje cardíaco, coloca las manos entrelazadas a la altura del pecho y realiza 90 compresiones torácicas por minuto y de manera sostenida.

Se recomienda que únicamente las personas calificadas realicen la práctica de las ventilaciones (respiración de boca a boca).

Este procedimiento mantiene la sangre oxigenada circulando hasta que se puedan restablecer la respiración y las palpitaciones cardíacas.

Se puede presentar daño permanente al cerebro o la muerte en cuestión de minutos si el flujo sanguíneo se detiene; por lo tanto, es muy importante que se mantenga la circulación y la respiración hasta que llegue la ayuda médica capacitada.