Declaraciones sobre inmigración del presidente de EEUU Joe Biden en su primer mensaje ante el Congreso

La inmigración siempre ha sido esencial para Estados Unidos. Terminemos nuestra agotadora guerra respecto a la inmigración.

Durante más de 30 años, los políticos han hablado sobre la reforma de la inmigración y no hemos hecho nada al respecto. Es hora de arreglarlo. En el primer día de mi presidencia, cumplí mi compromiso y envié al Congreso de Estados Unidos un proyecto de ley integral de inmigración. Si creen que necesitamos una frontera segura, apruébenla, por que incluye mucho dinero para seguridad de alta tecnología en la frontera. Si creen en una vía de acceso a la ciudadanía, apruébenla. Hay más de 11 millones de personas indocumentadas, la gran mayoría se quedan después de que su visado haya expirado, apruébenla.

Podemos, si realmente quieren resolver el problema, les he enviado un proyecto de ley para que lo estudien. También tenemos que atacar la raíz del problema de por qué la gente huye, en particular a nuestra frontera sur desde Guatemala, Honduras, El Salvador. La violencia. La corrupción. Las pandillas. La inestabilidad política. El hambre. Los huracanes. Los terremotos, los desastres naturales. Cuando era presidente, mi presidente, cuando era vicepresidente, el presidente me pidió que me centrara en proporcionar la ayuda necesaria para abordar estas causas fundamentales de la migración.

Y ayudó a que las personas se quedaran en sus propios países en lugar de verse obligados a marcharse. El plan funcionaba, pero la última administración decidió que no valía la pena. Voy a restaurar el programa y he pedido a la vicepresidenta [Kamala] Harris que dirija nuestros esfuerzos diplomáticos para hacerse cargo de esto. Tengo absoluta confianza en que ella hará el trabajo.

Ahora bien, si no les gusta mi plan, al menos aprobemos lo que acordamos. El Congreso tiene que aprobar una legislación este año para asegurar finalmente la protección de los “soñadores” (Dreamers), los jóvenes que solo han conocido Estados Unidos como su hogar. Y protecciones permanentes para los inmigrantes que están aquí con estatus de protección temporal que provienen de países acosados por la violencia y los desastres provocados por el hombre y la naturaleza.

Así como una ruta hacia la ciudadanía para los trabajadores agrícolas que ponen alimentos en nuestras mesas. Miren, los inmigrantes han hecho mucho por Estados Unidos durante la pandemia, y a lo largo de nuestra historia. El país apoya la reforma migratoria. Debemos actuar, discutamos al respecto, debatamos al respecto, pero actuemos.