Deforestación en Panamá amenaza corredor biológico americano

En Panamá también arden los bosques.Expertos medioambientales en el país centroamericano han lanzado esta frase en las últimas semanas para referirse a la provincia de Darién -que colinda con Colombia-, donde miles de hectáreas de bosques son arrasados por la mano del hombre y al margen de la ley, lo que amenaza cada vez más a un importante corredor biológico del continente.

Los fuegos provocados por el hombre que destruyen bosques en el Darién se dan principalmente en la época seca, que va desde diciembre a marzo. Sin embargo, la causa más grave de la deforestación tiene que ver con la tala ilegal.

El monitoreo aéreo indica que la destrucción de los bosques no ha tocado al Parque Nacional Darién, según Laguna. Los expertos dicen que la creciente deforestación, de todas maneras, pone en riesgo el parque de 5,970 kilómetros cuadrados debido a que se están comprometiendo bosques y acuíferos próximos, la llamada zona de amortiguamiento.

Sólo una treintena de guardabosques trabajan en la selvática Darién, cuando lo ideal sería contar con el triple de esa cantidad, según las autoridades.