Delegación de la Cancillería visita albergue de migrantes en San Diego y se reúne con Patrulla Fronteriza

Tegucigalpa, 21 de abril de 2021. La delegación de la Cancillería que se encuentra en los Estados Unidos para verificar avances en los procesos de reunificación familiar y constatar las necesidades de protección que tienen los hondureños continuó hoy las actividades con una visita al albergue para migrantes instalado en el Centro de Convenciones de San Diego y una reunión con delegados de la Patrulla Fronteriza.
La vicecanciller Nelly Jerez, explicó que esa instalación fue acondicionada para recibir entre 1,000 y 1,500 menores que ingresaron solos de forma irregular a esa nación.
Detalló que hay 502 menores hondureños del sexo femenino y 57 varones. Resaltó que entre los grupos hay hermanos que afortunadamente no fueron separados.
“Todos se encuentran en sus procesos de reunificación y logramos verificar las condiciones en las que se encuentran”, precisó.
Amplió que además de la alimentación y la asistencia médica y psicológica les proporcionan, entre otras asistencias, la posibilidad de hacer dos llamadas por semana para que se comuniquen con sus familiares.
Reunión con la Patrulla Fronteriza
Luego de esa visita, la delegación se reunió con representantes de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos, entre ellos, Bernardo Soto, director operativo en la zona. En la actividad también participó, de forma virtual, la Primera Dama de Honduras, Ana García de Hernández.
“Estamos para trabajar de la mano con ustedes, es nuestra gente y nosotros queremos lo mejor para ellos; se trata de la vida de seres humanos con sueños, aspiraciones y sabemos que no es una situación fácil la que se enfrentan hoy en día”, dijo la Primera Dama.
Según las estadísticas presentadas por la Patrulla Fronteriza en el sector de San Diego, entre el 1 de octubre del 2020 al 31 de marzo de 2021, las autoridades migratorias detuvieron a 1,375 hondureños (420 menores), de los cuales 1,289 fueron expulsados de ese país.
En el Chaparral
La representación del Gobierno hondureño, verificó ayer las necesidades de los migrantes alojados en el albergue que se ubica en el cruce fronterizo, del lado mexicano. El alojamiento provisional está en las inmediaciones de la Aduana de Tijuana – Sección El Chaparral.
Ese punto aduanero es la principal entrada vehicular que conduce a la ciudad estadounidense de San Diego, por la zona de San Ysidro, desde Tijuana, en México.
La vicecanciller Nelly Jerez estuvo acompañada de los respectivos cónsules de Honduras en Tijuana, Oscar Aguilar, y en los Ángeles, María Fernanda Rivera, y de la Directora de Protección al Migrante Hondureño de la Cancillería, Jessica Guzmán.
Jerez explicó que ese campamento alberga a 1,500 personas en la actualidad y que de esa cantidad el 40 por ciento son hondureños.
Enfatizó que el Consulado de Honduras en Tijuana permanece pendiente de las necesidades que tienen los connacionales y lamentó que el estatus migratorio de ellos sea incierto.
Amplió que además de atender las demandas de protección de los hondureños, se trabaja con aquellos que desean realizar el retorno voluntario y seguro a Honduras.
“Nuestro deber es verificar que están bien, sanos, velar por ellos, más ahora con el tema de la pandemia por el Covid -19 y por cualquier brote de otra enfermedad que pueda producirse en el lugar”, recalcó.
Indicó que a los connacionales que esperan respuestas a sus solicitudes migratorias y que pasan al territorio estadounidense se les brinda acompañamiento.
“Una vez que cruzan, qué pasa con ellos, hacia dónde van, qué documentación necesitarían y ahí es donde hacemos ese trabajo complementario también con nuestro consulado en Los Ángeles”, detalló.
Reunión con el INM de México
La Delegación también se reunió con Manuel Alfonso Marín Salazar, titular de la oficina de representación del Instituto Nacional de Migración, de México, en el estado de Baja California.
Luego de la reunión, Marín Salazar destacó, la preocupación de las autoridades de la Cancillería de Honduras por los connacionales que están en esa zona.
“Se tocaron temas muy importantes de la estancia de las personas que se encuentran ahora en el estado de Baja California”, manifestó.
También se dialogó sobre la cantidad de hondureños que esperan una resolución a sus casos de parte de las autoridades estadounidenses y que están dentro del protocolo de protección al migrante, que tiene México.
La representación hondureña inició la gira de trabajo el lunes 19 de abril con la visita al albergue Houston Intake Shelter y luego, en Dallas, al instalado en el centro de convenciones Kay Bailey Hutchison. Asimismo, la delegación realiza una supervisión de la atención que se brinda a los hondureños en varios consulados del país.