Denis Suárez, el primero en llegar para Luis Enrique

Su retorno era tan evidente como que cada mañana sale el sol. No hay nubarrones que impidan que Denis Suárez vuelva a incorporarse a la disciplina del Barcelona, sobre todo después de que la entidad azulgrana haya despejado el panorama tras acordar su repatriación este verano. La idea es hacer efectivo el pago de la cláusula de recompra, que asciende a 3,5 millones de euros. Pero con ciertas condiciones.

La cantidad la ingresará el Villarreal el 1 de julio, un día después de cerrar el ejercicio económico de esta temporada. De ese modo, no se superarían los parámetros delimitados, algo que en caso de suceder comprometería seriamente la gestión de la junta directiva. Con todo, el talentoso centrocampista firmaría por cuatro campañas más otra opcional, y tendría una cláusula de 50 millones de euros.

Así las cosas, Denis Suárez se convertirá en el primer integrante del vecindario azulgrana para el próximo curso. A sus 22 años, atesora una proyección inmejorable, como ha comprobado el secretario técnico Robert Fernández, asiduo de la grada de El Madrigal durante el pasado ejercicio. Allí ha seguido el crecimiento del joven hasta el punto de dar prácticamente por hecha su entrada en el Camp Nou hace unos días sin morderse la lengua, y como ayer avanzó Sport.

Petición de Luis Enrique

Su vuelta, después de dos años en dos clubes punteros de la Liga como el Sevilla y el Villarreal, era una de las peticiones de Luis Enrique para reforzar a una plantilla que estuvo un mes con la lengua fuera y las rotaciones encasquilladas. El medio gallego ha disputado como amarillo 45 partidos, ha marcado cinco goles y ha regalado 11, convirtiéndose en un pilar del equipo villarrealense y llegando a debutar con la selección española ante Bosnia hace poco más de una semana. No son malos precedentes antes de tener que buscarse las habichuelas en un Barça donde se esperan bastantes más cambios.

Tras la marcha de Dani Alves y Marc Bartra, aguardan en el vestuario más tachones del entrenador barcelonista, mientras se negocia la incorporación de un atacante y un defensa central, dos posiciones vitales en estos momentos. Sobre todo después de que el pasado verano no se pudiera inscribir a Arda Turan y Aleix Vidal por la sanción de la FIFA, y sin que ninguno de los dos consiguiera mayor protagonismo en la escuadra azulgrana.

De momento, aunque no se oficialice hasta el 1 de julio, Denis Suárez es el primero. Y habrá que peinar el mercado a fondo para que no sea el único, al tiempo que el club sigue de celebración. El presidente Josep Maria Bartomeu encabezó ayer la ofrenda de los cuatro títulos obtenidos a la Basílica de la Mercè, algo que no ocurría desde hacía 13 años.