Denuncian la desaparición de 2.000 migrantes en México en solo un año

La Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos (FMOPDH) denunció que alrededor de 2.000 migrantes fueron reportados como desaparecidos en territorio mexicano a lo largo del año 2020.

De acuerdo con la institución pro derechos humanos, sus datos se basan en denuncias realizadas por los familiares de las víctimas.

La FMOPDH, conformada por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), máximo organismo autónomo en la materia, y las comisiones estatales de los 32 estados de México, apuntó que “la gravedad de las violaciones a derechos humanos en contra de la población migrante es contundente”.

La institución ve con preocupación “un patrón de violencia estructural” contra estos grupos.  Masacres de migrantes sucedidas en las poblaciones de San Fernando y Camargo, Tamaulipas; y Cadereyta, Nuevo León son prueba de ese hecho.

Asimismo, denunció en una nota de prensa que el despliegue de miles de elementos de las Fuerzas Armadas en las fronteras norte y sur del país «ha expuesto a las personas migrantes a un aumento de las violaciones de derechos humanos por parte de esta autoridad”.

El documento además citó que, en 2020, México recibió un total de 41.329 solicitudes de asilo y registró unas 87.260 detenciones de migrantes.

La FMOPDH también señaló el acoso al que son sometidas «las mujeres migrantes en particular» en territorio mexicano. De acuerdo a la institución casos como el de la migrante salvadoreña Victoria Esperanza Salazar, asesinada por policías de Tulum, en Quintana Roo, recientemente, no son la excepción.

La federación hizo un llamado a las autoridades de México para proteger a estos grupos y les recordó que están en la obligación de “contar con un sistema sólido de protección” de las personas migrantes.

El informe de la FMOPDH se da a conocer después de que recientemente la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. (CBP, por sus siglas en inglés) reveló que se dispararon las detenciones de migrantes provenientes de Triángulo Norte en frontera sur del país, alcanzando el nivel más alto en 15 años.

De acuerdo con la Federación, solo en el mes de marzo, fueron detenidas en México unas 172.331 personas que intentaron cruzar la frontera de forma irregular, y la mayoría de estos migrantes provenían de Honduras, El Salvador, Guatemala y México.