La selección mayor de Estados Unidos se juega su pase al Mundial de Rusia 2018 en Trinidad y Tobago. Este lunes el conjunto gringo llegó a entrenar a la cancha del Ato Boldon Stadium y se llevaron una sorpresa.

Los jugadores tuvieron que ser cargados por miembros del cuerpo técnico para cruzar un ‘río’ que se formó alrededor de la cancha y que incluso inundó parte de la misma.

De acuerdo a reporteros en el entrenamiento, el técnico Bruce Arena estaba visiblemente molesto por las condiciones de la sede.

Pese a que había una bomba de agua cerca de la cancha, la inundación prevaleció.

Una victoria de Estados Unidos mañana les garantiza un boleto a Rusia 2018. Trinidad y Tobago, por su parte, ya no tiene opciones de clasificación.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here