Barcelona golea al Villarreal y Real Madrid cae ante el Sevilla

42

El Sevilla venció al Real Madrid (3-2) en el partido aplazado de la jornada 34 de LaLiga Santander, imponiéndose a la ‘versión B’ del equipo de Zinedine Zidane, que reservó a varios de los habituales titulares pensando en la final de la Champions League.

El equipo merengue no tuvo en el campo a hombres como Cristiano Ronaldo, Dani Carvajal, Isco, Raphael Varane, Tony Kross, Luka Modric, Marcelo y Keylor Navas (descanso).

El cuadro de Joaquín Caparrós le puso más intensidad y se llegó a colocar con un 3-0 a favor. Ben Yedder abrió el marcador y Layún abrió distancias cuando finalizaba la primera parte.

Ya en la segunda, Ramos erró un penalti, y posteriormente se marcó en propia puerta el tercer tanto de los locales en una embarullada acción en la que disparó Mercado y trató de rematar en boca de gol Sandro.

El Real Madrid sólo pudo recortar distancias en el tramo final, gracias a un gol de Borja Mayoral, y ya en el descuento a través de Sergio Ramos, que esta vez sí, marcaba de penalti para el 3-2 final, tras una polémica acción de Mercado con Theo que no pasó desapercibida para Mateu Lahoz.

Con este resultado, los madridistas se quedan terceros a tres puntos del Atlético, mientras que los hispalenses vuelven a la séptima plaza, adelantando al Getafe y dependiendo de sí mismos para entrar en la Europa League.

Barcelona agranda su invicto

Por su parte, el Barcelona se mantiene invicto en LaLiga Santander tras golear este miércoles al Villarreal (5-1) en un partido que resolvió, con goles de Coutinho, Paulinho y Messi, antes del descanso, y que Dembélé, en su mejor actuación como azulgrana, finiquitó en la recta final con un doblete.

Salió el Barcelona, en plena resaca del Clásico, con un equipo plagado de suplentes a un Camp Nou medio vacío. Y lo hizo recibiendo del Villarreal el pasillo de campeón que no le quiso hacer el Real Madrid.

Los azulgranas ya han celebrado el doblete por las calles de la ciudad y los de Javier Calleja tienen prácticamente sellada su presencia en la Liga Europa la próxima temporada. Así que el duelo, convertido en un inoportuno partido aplazado disputado entre semana, podía parecer de lo más intrascendente.