Barcelona sella el título y ahora espera pasillo del Real Madrid

473

La lógica se impuso en el duelo de este domingo y el Barcelona venció 4 a 2 al Deportivo La Coruña como visitante, resultado que le permitió consagrarse campeón de la Liga por 25° ocasión en su historia. Lionel Messi, por triplicado, y el brasileño Coutinho fueron los artífices de los tantos del elenco de Ernesto Valverde, que ya había conquistado la Copa del Rey el sábado pasado cuando goleó 5-0 al Sevilla.

A los 7 minutos el Barcelona abrió el marcado con Philippe Coutinho. El brasileño recibió en el área una asistencia de Ousmane Dembélé y de primera colocó el remate en el palo más lejano del arco defendido por Rubén Martínez.

Contrario a lo imaginado, ese tanto hizo crecer al conjunto local, dirigido por Clarence Seedorf que tuvo un puñado de situaciones claras que no pudo concretar y que hubiesen significado el empate transitorio.

A los 37 minutos, un contragolpe encabezado por Dembelé llegó a los pies de Luis Suárez. El uruguayo se plantó en el área, esperó que llegue Messi y en el momento indicado lanzó un pase aéreo para el argentino, quien de volea estampó el 2 a 0.

Sobre el final de la primera mitad hubo tiempo para que el Deportivo La Coruña encuentre el descuento a través de Lucas Pérez, a quien le habían anulado un gol anteriormente por posición adelantada.

En el complemento llegó la sorpresa en el marcador. Una gran jugada colectiva del local dejó a Emre Çolak sólo en el área chica y el mediapunta turco definió fuerte para empatar el partido.

La igualdad hizo crecer al Deportivo que acorraló al Barcelona y generó varias situaciones de gol. Pero el arquero Ter Stegen le ahogó el grito a los de rayado. Pero el ingreso de Paulinho en el visitante, en lugar de Coutinho, le dio aire en la mitad de la cancha a los de Ernesto Valverde y pudieron contener los ataques del local.

Cuando restaban 9 minutos para el final, Messi y Suárez sacaron a relucir su apellido armaron una jugada bárbara, con una pared en el área incluida y el argentino definió para el 3 a 2. Además, hubo tiempo para su hat-trick, nuevamente con asistencia del uruguayo al minuto 39 del complemento para poner el marcador 4 a 2.

El Barcelona obtuvo así la doble corona, tras el título de Copa del Rey, con el agregado que aún le restan cuatro jornadas por disputar y si no cae derrotado en ninguna de éstas, levantará el trofeo como invicto.