El portugués Cristiano Ronaldo fue sancionado con cinco partidos. El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol entiende que el delantero del Real Madrid infringió el artículo 96 (“producirse con violencia leve al árbitro”), a raíz de la expulsión en el encuentro de ida de la Supercopa de España, en la que el conjunto blanco se impuso al Barcelona por tres goles a uno.

CR7 fue expulsado al ver la segunda cartulina amarilla después de un forcejeo con Umtiti dentro del área azulgrana con el resultado del delantero del Real Madrid por los suelos.

El colegiado entendió que había fingido una falta inexistente y vio la segunda cartulina amarilla.

Después, Cristiano empujó al colegiado De Burgos Bengoetxea, como gesto de desaprobación, hechos que quedaron reflejados en el acta.

A Cristiano le cayó un partido por la roja y otros cuatro por el empujón, según lo tipificado en dicho artículo 96. De esta manera CR7 no jugará el miércoles el partido de vuelta de la Supercopa y los 4 juegos iniciales de la liga española.