Dos jugadores que sobrevivieron al fatídico accidente del equipo brasileño Chapecoense regresan a Medellín, Colombia, para otro partido decisivo que se jugará el miércoles.

El Chape perdió a casi todo su plantel el 28 de noviembre, cuando su avión se estrelló en las montañas colombianas dejando 71 muertos, entre ellos 19 jugadores y el técnico Caio Junior, así como numerosos miembros del cuerpo administrativo del plantel.

Tras la desgracia, el club se recompuso y logró formar un nuevo cuadro, el cual ganó el domingo el Campeonato Caterinense del estado de Santa Catarina, en una final frente al Avaí.

Esta carga emocional ha ayudado a jugadores, cuerpo técnico y aficionados para tener una mentalidad positiva en torno a repetir un viaje que a todos preocupa, según explicó a Crhoy.com el periodista Rodrigo Goulart, quien cubre al Chapo para el Diario do Iguaçú.

“El ambiente es muy bueno, en especial por ganar el torneo de Santa Catarina y lograr el bicampeonato. Todos están festejando el título y eso ha procurado un excelente clima y está tentado a ganarle al Atlético. Hay mucho optimismo y confianza”, dijo Goulart.

Agregó que los sobrevivientes confirmados que viajaran son los defensas Alan Ruschel (27 años) y Hélio Neto Zampier (31 años).